Hoy toca quererse

Compártelo

Os acordáis de ese dicho tan extendido de “no tiene abuela…”, pues eso, en ausencia de esa abuela que siempre nos veía los más magníficos, los más listos, los más guapos, los más buenos, los más increíbles…..nos toca querernos a nosotros mismos. 

¿Y cuál es la mejor máxima para quererse uno, sin caer en la vanagloria y la soberbia? Pues es muy fácil; basta con querernos como querríamos a aquella personal super especial para nosotros, a la que queremos por encima de todas las cosas; a nuestra persona favorita en todos los sentidos.

Con ese pensamiento tan simple, seamos benévolos con nosotros mismos, con nuestras equivocaciones y nuestras cosas menos buenas, disculpémonos y pensemos siempre bien de nosotros y de las cosas que hacemos.

Está claro que no siempre las haremos bien; pero ni nosotros ni nadie, y si perdonamos a los demás, cómo no vamos a perdonarnos a nosotros mismos. Libérate de cualquier resentimiento, para poder extender esa tolerancia y perdón, hacia ti mismo, igual que muestras hacia los demás.

Pero si tú no te quieres, ¿quién lo hará por ti? Eres tú el que debes de quererte por encima de todas las cosas; tal y como eres, porque todos tenemos, muchas, muchísimas cosas buenas y ese amor que proyectemos hacia nosotros mismos,  tiene que ser incondicional y constructivo, respetuoso y generoso.

Os reto a enamoraros de vosotros, a reíros a carcajadas de vuestras cosas y encontrar el humor en los pequeños obstáculos, que se nos presentan en nuestro día a día. La vida está llena de problemas y nosotros no vamos a pasar de puntillas sobre los mismos; nos tocarán de frente, como a todos, pero eso sí, la libertad de mirarlos de reojo, sin dejar de reírnos, es nuestra; de nadie más….

Dedícate tiempo a tu cuidado personal, tanto interior, como exterior. Valora tus propios pensamientos, escúchalos y dales su sitio. Está muy bien escuchar y aprender de las opiniones de los demás, te ennoblece, pero también fortalece las tuyas y tus puntos de vista; te darán paz y confianza en ti mismo.

Amarnos a nosotros mismos también implica arriesgar, sea en el plano sentimental, laboral o cualquier otro. ¿Sabes la cantidad de personas que pasan sus días, inmersos en una rutina del día a día, que no les gusta?

Toma la iniciativa, cambia y lucha por conseguir aquello que quieres, deja atrás los lamentos y el victimismo y actúa. Abre tu mentalidad, si tienes que abrirla y libérate de prejuicios, de condicionamientos y de expectativas que los demás han puesto en nosotros y que hacen que finalmente estemos más viviendo sus vidas que las nuestras.

Y finalmente sé tu mismo, quiérete y acéptate tal y como eres. Si tú estás feliz contigo mismo, irradiarás esa felicidad y la contagiarás a todos los que te rodeen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

También te puede interesar

Boletín One Love

Contacta con nosotros