Algunos consejos muy valiosos para afrontar tus presentaciones

Compártelo

De cara a afrontar el día de tu próxima y futuras presentaciones y que éstas vayan mucho mejor, estaría muy bien repasar algunos aspectos, que aunque parezcan obvios, siempre son un valor seguro…

 

1.- Cuida tu aspecto. Aunque parezca que este consejo puede estar de más, conviene recordar que la higiene, un aspecto limpio y aseado y un buen aliento es vital. Si padeces este problema e incluso se acentúa en situaciones de nervios, recuerda llevar un caramelo o chicle de menta fuerte o hierbabuena.

Cada uno nos conocemos y sabemos qué nos sienta bien; qué tipo de prenda nos favorece más o cuál es el color que nos resalta nuestros ojos, pelo y color de piel. Si no lo sabes, siempre puedes recurrir a la opinión de algún amigo o familiar, e incluso a un estilista.
Por otra parte, se trata de sacarnos el mayor partido posible, pero sin dejar de ser natural y no disfrazarnos para la ocasión. Escoge algo que te dé seguridad y te haga incrementar la confianza en ti mismo. Recuerda que esa seguridad también se proyecta hacia fuera y no conseguiremos gustar a los demás sin gustarnos a nosotros mismos.

 

2.- lenguaje verbal y no verbal. La comunicación es básica y es la esencia sobre la que se vertebran los demás aspectos. Cuida tu lenguaje corporal; procura sonreir y mirar a los ojos a la otra persona; no seas muy excesivo con tus gestos y evita hábitos que pueden molestar, como mirar continuamente el reloj o móvil, aunque no estés interesada en la conversación que estáis teniendo o estés pensando en que mañana madrugas o tienes un exámen.

Con respecto al lenguaje verbal, no acapares la conversación y deja que la otra persona también pueda expresarse. Habla con un tono correcto, ni muy alto ni muy rápido, con pausas y sin que parezca un interrogatorio. Busca puntos en común que os unan, como hobbies o tipos de música y muestra interés por lo que te cuenta la otra persona.

 

3.- irradia positivismo y entusiasmo. Pregunta y responde siempre con entusiasmo. Recuerda que estás en esa cita porque te encantaría encontrar a esa pareja ideal y cada vez que conoces a alguien , tienes la ilusión de que puedas haberla encontrado. Muéstrate correcto, encantador, vitalista y con mente abierta. Cada uno somos diferentes y escuchar a otras personas siempre nos enriquece y nos aporta otros puntos de vista. El entusiasmo se contagia y evita que la conversación de la cita pueda llegar a ser un intercambio aburrido. No te recrees en lo mal que te ha ido en tus relaciones anteriores y habla siempre del futuro prometedor que te espera y que está por llegar.

 

4.- no seas impaciente y no te dejes llevar sólo por la primera impresión. Si bien es cierto que primera impresión, sólo hay una, muchas veces sacamos conclusiones apresuradamente y no vemos todo lo que nos puede ofrecer una persona en la primera cita. No tengas prisa. ¿Por qué no acceder a una segunda cita si no estamos del todo convencidos? No perdemos nada y muchas cosas en la vida se consiguen con la perseverancia.

 

5.- intenta controlar los nervios. ¿Te has levantado la mañana de la cita nervioso como un flan? Piensa que la otra persona está igual que tú o incluso peor. Relájate, haz un poco de ejercicio y sobre todo piensa qué puedes perder por conocer a una persona y pasar un ratito agradable. Mantén tu mente abierta y despójate de tus miedos. Siempre puede salir una amistad y si no se llega a ninguna cosa, pues tampoco pasa nada.

 

6.- Acepta que no es tan fácil encontrar a esta persona que llevas tantos años buscando. No seas descortés y muéstrate sincero; no tienes por qué alentar expectativas en la otra persona, si lo tienes totalmente claro. Recuerda cómo te gustaría que te tratasen a ti y trata así a los demás, con educación y cordialidad aunque esa persona no sea tu pareja ideal, disfruta del momento y valora el ser una posible amistad futura

 

7.- muestra siempre respeto y tolerancia . Debemos estar dispuestos siempre a escuchar las formas de pensar y los puntos de vista de la otra persona, así como su manera de entender de la vida y las relaciones. Todo suma y escuchar enriquece. Seguramente nunca te habrías planteado nuevas cosas si nadie te hubiese nunca hablado de ellas…….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + trece =

También te puede interesar

Boletín One Love

Contacta con nosotros