¿Cómo reducir el estrés de la autoexigencia, cuando eres madre/padre soltero?

Compártelo

Diariamente todos los que somos padres, estamos expuestos a situaciones que ponen a prueba nuestros límites y que nos causan ansiedad. Sin embargo, cuando eres padre o madre soltera, estás situaciones de estrés son mucho más comunes que en el resto.

Los padres que se encargan solos de la crianza, frecuentemente experimentan situaciones de soledad e incapacidad. Esto se debe a situaciones como las crisis económicas, las rutinas irregulares y la falta de un grupo de apoyo. De ahí que lo importante que es tener una red de apoyo, bien sea de familiares o amigos.

Ser padre soltero o madre soltera puede suponer tener más presión, estrés y fatiga. Esto es una cuestión que hay que vigilar muy de cerca. Si estás demasiado cansado o distraído para brindar apoyo emocional o para ser constante en las medidas disciplinarias de tu hijo, pueden surgir problemas de comportamiento. Estos elevados niveles de estrés afectan inmensamente a la salud mental, física y la convivencia familiar.

Te mostramos algunos consejos que pueden ayudar a reducir el estrés, al que antes nos referimos:

Procura mantener el equilibrio

Establece un horario para ti y tu familia. Programa las horas de la comida, el tiempo de trabajo, de ejercicio, el tiempo para ir a la cama y las actividades de recreación y relajación. De esta manera no te sentirás agobiado por el tiempo y sabrás cuándo hacer cada cosa.

No te sientas culpable.
No te culpes ni malcríes a tu hijo para compensar el hecho de ser un padre soltero. Muestra el amor que sientes. Recuerda elogiar a tu hijo. Bríndale tu apoyo y amor incondicionales. Reserva parte de tu tiempo para jugar, leer o simplemente sentarte al lado de tu hijo.

No pretendas ser supermamá o superpapá

No intentes tratar de hacerlo todo sin ayuda. Por otra parte, sé benévolo contigo mismo, recuerda que no hay padres perfectos, que todos cometemos errores y que no debes castigarte por ellos. Hay que aprender a sobrellevar y remediar las equivocaciones.

Si puedes y te es necesario, contrata una persona responsable para el cuidado de tu hijo. Si necesitas que una persona se encargue de cuidar tu hijo de manera regular, busca una persona idónea y capaz de brindarle estimulación en un ambiente seguro. No dependas de un niño mayor para que sea el único niñero. Ten cuidado a la hora de pedirle a un nuevo amigo o pareja que cuide a tu hijo.

Invierte tiempo en ti mismo

En ocasiones tienes que verte como prioridad; tu salud depende de ello y no debes sentirte culpable por hacerlo. Relájate, escucha tu canción favorita, haz un poco de ejercicio, prepara algo rico en la cocina o lee el libro que te gusta.
El equilibrio entre ser padre y ser humano está en reconocerte en ambos roles y permitirte disfrutarlos. Si estás saludable y relajado, tus hijos también estarán bien con ellos mismos y recibirán una lección de amor propio.

Establece un grupo de apoyo
Para disminuir el estrés en los padres solteros es importante saber que cuentas con alguien más. Tu familia, amigos y vecinos pueden ayudarte, darte consejo y hacerte sentir acogido en una comunidad. Esto también será ejemplo para los hijos de cómo pueden construirse relaciones saludables y de cooperación. No importa lo ocupado que estés, dedica tiempo a compartir con estas personas y a alimentar las amistades y lazos filiales.

Mantén una actitud positiva.

Está bien ser honesto con tu hijo si estás atravesando un momento complicado, pero recuérdale que todo mejora y siempre hay una solución. Dale a tu hijo un nivel de responsabilidad adecuado para su edad en lugar de esperar que se comporte como un «pequeño adulto». Mantén el sentido del humor cuando te enfrentes a los desafíos cotidianos.

Ten cuidado con tus citas

Si estás saliendo con alguien, ten en cuenta cómo esta nueva pareja podría afectar a tu hijo. Busca una pareja que sea respetuosa contigo y con tu hijo. Espera hasta que la relación sea sólida con la otra persona antes de presentarle tu nueva pareja al niño.
Cuando te sientas preparado para presentarle tu pareja al niño, explícale algunas de las cualidades positivas que tiene tu nueva pareja. Sin embargo, no esperes que tu hijo y tu nueva pareja entren en confianza inmediatamente. Dales tiempo para que se conozcan, y deja en claro que tu nueva pareja no intenta reemplazar al padre o la madre de tu hijo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 6 =

También te puede interesar

Boletín One Love

Contacta con nosotros